En marcha. Salimos para Askole, último pueblo que merece tal nombre antes de entrar en el Karakórum. Nos esperan unas horas de carretera que sin duda serán incómodas pero que harán de antesala de la verdadera expedición deportiva camino del Broad.

El petate está listo

El petate está listo

Y el transporte también

Y el transporte también

El plan original se está cumpliendo puntualmente y de seguir así el día 1 de Julio estaremos en el Campo Base del Broad Peak. Tendríamos que haber salido a primera hora de la mañana pero Asgeir, el islandés del grupo, tuvo problemas con el visado que no se resolvieron hasta este mediodía. Ha sido un contratiempo pero de índole menor, asumible.

Todos felices...

Todos felices…

...antes de saber que pilotaba yo

…antes de saber que pilotaba yo

Nos alegra reemprender la ruta. Además de acercarnos al objetivo ganaremos un poco más de altura y nos libraremos del polvoriento y ardiente aire de Skardu que resultaba molesto para ojos y garganta.

Con Alberto López

Con Alberto López

Remontaremos el valle del río Shigar, un afluente del Indo, y a la altura de Chu Tran giraremos hacia el Este para meternos en la garganta de Kharwa, desagüe natural de los gigantescos glaciares que bajan del Karakórum central.

Allí se emplazan, casi juntos, Khorpe, Breadang y Askole, últimos reductos de civilización.

Si todo va bien, mañana toca caminar.