Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/18/d503759789/htdocs/blogrfr/wp-content/themes/Divi/includes/builder/functions.php on line 5810
Broad Peak 2016 (XI) | ROSA FERNÁNDEZ

Estamos en el Campo Base del Broad Peak, a poco menos de 5000 metros de altura. Finalmente fueron solo cuatro días de marcha ininterrumpida y un magnífico esfuerzo de Amín y los demás porteadores. Renunciando a un día de descanso e incluso saltándonos Concordia y Goro como campos intermedios pudimos no solo recuperar la jornada perdida entre Skardu y Askole sino además situarnos a los pies del Broad un día antes de lo previsto.

Ruta de aproximación; garganta del Baltoro

Ruta de aproximación; garganta del Baltoro

Ahora sí, toca descansar y recuperarse mientras nos instalamos y empezamos a otear las laderas de la montaña tratando de hacer un primer diagnóstico de las condiciones que ofrece la arista Oeste.

Todo el grupo se encuentra perfectamente. Estamos, como es lógico, cansados por el esfuerzo y a la espera de que el organismo se reajuste completamente a la altura.

Y no solo eso: ya hemos abierto ruta e instalado el Campo I (a 5600 metros de altura) donde hemos pernoctado la noche pasada.

Esta semana seguiremos trabajando en la cara Oeste del Broad, caracterizada por presentar pendientes muy fuertes desde el primer momento (alrededor de 40º en estas primeras zonas llegando a 50º en el corredor que antecede al Campo I). Será una semana de madrugones ya que se impone operar con frío intenso que garantice una pisada firme.

Broad Peak, con el K2 al fondo

Broad Peak, con el K2 al fondo

El tiempo es bueno y la montaña no está muy cargada de nieve, lo que en principio nos favorece al haber menos tramos de nieve profunda y más de hielo-roca.

Nos ha llamado la atención la poca gente que este año se ha congregado en el Karakórum; malo por una parte: nos toca hacer todo el trabajo de equipar la vía, y bueno por otra: no debería haber atascos ni demoras en las zonas críticas de la ruta.

Así que en general todo sigue por el buen camino. Nuestras opciones están intactas y el proceso de aclimatación está en marcha. Estoy sana y contenta; preparada para los reveses que sin duda la montaña nos tiene guardados pero convencida de que estamos haciendo bien las cosas.