A mediados del siglo XIX el explorador y topógrafo británico Montgomerie fue el primer occidental que describió el extremo noroeste del Himalaya.

A 200 kilómetros de distancia de nuestra actual posición logró ganar un punto de observación desde el que vio cinco picos especialmente prominentes a los que llamó K1, K2, K3, K4 y K5, donde K significaba Karakórum.

Dibujo original de Montgomerie

Dibujo original de Montgomerie

Con el tiempo todos, excepto el K2, fueron renombrados. K4 y K5 son conocidos hoy como Gasherbrum I y II, K1 es el actual Masherbrum (“brum” es montaña en el idioma Balti), y K3 es nuestro teatro de operaciones: el Broad Peak.

Llevamos un par de días descansando en el Campo Base tras pasar otros tantos en Campo I. Ahora el desafío inminente es regresar a dicho Campo I y desde allí equipar la vía y establecer el Campo II, superando por primera vez los 6000 metros de altura.

Rudimentario esquema del Broad Peak

Rudimentario esquema del Broad Peak

La ruta entre C I y C II sigue presentando fuertes pendientes y una alternancia de nieve, hielo y roca que nos obligará a superar tramos de escalada pura que deben estar equipados con cuerda fija. Será un duro trabajo pero tendremos el impagable premio de haber ganado las mejores vistas que existen al valle del Baltoro y sobre todo al majestuoso K2.

Con la fuerza y la moral intactas seguimos convencidos de nuestras posibilidades de éxito. Sólo necesitamos el empujón de vuestro apoyo y que la diosa fortuna nos respete. Contamos con lo primero: hasta aquí nos llegan noticias de la ola de ánimo y cariño con que nos seguís a Javier, a mí, a Óscar y a los demás.

Hace un año

Hace un año

Tenemos muchas ganas de poder celebrar con vosotros la cumbre de esta montaña.

Ojalá.