Hemos empezado el proceso de aclimatación y entrenamiento esquiando en el Tochal, una sierra próxima a Teherán que ofrece elevaciones cercanas a los 4000 metros de altura y que nos recibió con mucho frío y viento.

 

Los temporales que han estado azotando esta región durante semanas han causado daños y hay carreteras cortadas que de momento nos impiden acercarnos al Damavand. Esperamos que a lo largo del fin de semana podamos ya viajar al corazón de los Montes Elburz en busca de nuestro objetivo.

Ha habido un pequeño incidente con la compañía aérea y los equipos de esquí de Toño y Edu han estado perdidos unos días. El tema está resuelto y el material ya está localizado.

Tiene pinta de que habrá bastante nieve en el Damavand, pero somos optimistas y confiamos en nuestras fuerzas.