Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/18/d503759789/htdocs/blogrfr/wp-content/themes/Divi/includes/builder/functions.php on line 5810
EXPEDICIÓN SOLIDARIA ACONCAGUA 2014 | ROSA FERNÁNDEZ

 

en mi elemento, lejos de embajadas, aeropuertos, despachos...

en mi elemento, lejos de embajadas, aeropuertos, despachos…

ACONCAGUA 2014. Capítulo 7: primer revés

Ha sido dejar Asturias y recibir el primer golpe: Dawa no pudo embarcar hacia Buenos Aires. Se ve que en lugar de 100 papelitos que acrediten que no es un sujeto peligrosísimo, sospechosísimo, enemistosísimo… hacían falta 101.

Dice en sentido común que cualquier funcionario de primera o cuarta categoría, cualquier agente, inspector o bedel de la policía, de aduanas, del Ministerio de Interior o de la Cofradía de Perceberos de Cuenca, podría comprobar en cinco minutos que Dawa es un deportista de élite, reconocido mundialmente, con un currículo himalayista abrumador. Dice la cordura que debería ser tratado con honores.

Comoquiera que la conexión Buenos Aires-Mendoza ya estaba en peligro por el retraso del vuelo Madrid-Buenos Aires, el equipo decidió dividirse: Ángel y Luz embarcaron hacia Argentina, e Indalecio y yo nos quedamos en Madrid para tratar de resolver el problema de Dawa.

Salimos para la Embajada Argentina; aún no ha abierto pero ya hay cola ante su puerta. Hace frío en la madrugada madrileña y varias horas en la calle vestidos para el verano austral son justo lo que necesita el resfriado que arrastro desde hace días y que a duras penas voy superando. Abre la embajada: un rayo de esperanza; el embajador no está: cómo no; el resto de funcionarios no se entera: faltaría más.

Finalmente, tras perder un día entero, conseguimos a través de Mensajeros de la Paz el dichoso papelito para que Dawa pueda entrar en Argentina (se nos advierte que volverá a tener el mismo problema cuando quiera abandonar dicho país). De locos, lo juro, la burocracia es de locos.

Volvemos a Barajas enfadados, cansados, perplejos. Ángel y Luz deberían estar tomando tierra en Buenos Aires, nosotros deberíamos embarcar a medianoche. Presumiblemente todos tendremos que cambiar los billetes del Buenos Aires-Mendoza.

Ver veremos, pero mal empezamos.