Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/18/d503759789/htdocs/blogrfr/wp-content/themes/Divi/includes/builder/functions.php on line 5810
Objetivo K-2 (II) | ROSA FERNÁNDEZ

Si la montaña quiere, si tiene a bien ser indulgente conmigo, esta podría ser mi última gran expedición ochomilista. Si la montaña quiere, si me abre sus brazos, podría convertirme en la mujer con más edad en pisar la cumbre del K-2 y en la primera persona que lo hace después de pasar por el cáncer.

Ya hemos empezado a caminar con destino al Campo Base del K-2 y hemos llegado a Concordia. Serán varios días de dura marcha en los que iremos ganando altura hasta situarnos a más de 5000 metros sobre el nivel del mar, pero más de la mitad ya está hecho.

Hay bastante gente este año en el Karakorum. Algunos se irán hacia el macizo de los Gasherbrum (allí logré hace ahora 25 años mi primer “ochomil”), pero la mayoría avanzaremos rumbo norte hacia las torres gemelas K-2, Broad Peack.

 

 

Aunque el Baltoro nunca lo pone fácil (esa lección la traemos aprendida de casa: aquí nada es sencillo ni gratuito), al menos estamos teniendo un tiempo extraordinariamente bueno. Todas las penurias y dificultades que estas montañas quieran ponernos no harán sino multiplicar la sensación de excepcionalidad de todo cuanto viviremos a partir de ahora.

Aquí, en Concordia, confluyen los glaciares Baltoro (que ahora torcerá hacia el este camino de los Gasherbrums) y el Godwin-Austen (que nos llevará al norte camino del K-2 después de dejar atrás el Broad Peak).

Da igual cuantas veces hayas visto el K-2, cuando llegas a Concordia, doblas el recodo que forma y lo contemplas a lo lejos, tu cuerpo se te vuelve un puro escalofrío. Es monstruosamente… grande y hermoso.

Madre Tierra tendrá la última palabra, acariciamos con nuestros pies su fría piel y quedamos en sus manos.