El tiempo se echa encima.; pasan días y días y nos come la impaciencia… pero creo que ya. En las próximas horas  saldré para la cumbre del Dhaulagiri.

Los sherpas han inspeccionado ayer y anteayer la ruta y los campos de altura han sobrevivido a las tormentas de viento y nieve.

 

Tendremos que prestar mucha atención entre los campos 2 y 3, pues será una jornada con mucho desnivel y donde esta montaña presenta su mayor peligro (no quise contaros nada la semana pasada, pero esta zona ya se cobró una vida a primeros de mes).

Os prometo que dará el máximo por brindaros esta cumbre, pero también que extremaré las precauciones. Esta semana viene cargada de grandes emociones. Creo que ahora sí; creo que voy a por el Dhaula.