Después de unas cuantas horas de vuelos, con los inconvenientes habituales llego a Anchorage a las 12 de la noche hora local. Cojo un taxi para ir a la casa donde voy a quedarme y ahí ya empieza la aventura, damos varias vueltas el taxista no encuentra la dirección, pero al final todo sale bien.

Desde aquí me voy a Talquetna con el grupo de americanos que voy a compartir expedición. Allí tengo que esperar dos días para poder volar al campo base, donde llego el día 21 de mayo.

Es una montaña dura, tienes que prevenir todo lo que vas a necesitar y llevarlo encima. Cargamos unos 120 kilos cada uno, que los llevamos distribuidos en la mochila y el trineo que tú misma arrastras. Hay que calcular todo lo necesario para estar 20 días en la montaña. Hice dos campos intermedios, antes de llegar al tercer día al llamado Campo Medico que esta a 4200m. de altura, me acompaña otra chica Danna que también está haciendo las siete cumbres.

mak-3-300x225

Mi idea era atacar la cumbre desde este campamento, pero entre todos decidimos que es mejor montar el campamento alto en torno a unos 5200n. De altura.

El día 30 subimos hacer un porteo y Danna no se encuentra bien, se queda a unos 400m del campamento, bajamos y vamos a la tienda de los Rangers y esa noche la dejan allí con oxigeno y al día siguiente tiene que ser evacuada, total que me quedo sin compañera. Ese mismo día 31 subo para el campo alto, recuerdo que todos bajaban y solo yo y otros dos americanos íbamos para arriba. Cuando conseguimos montar la tienda en medio de la tormenta y meternos dentro yo estaba medio congelada. A medida que fueron pasando las horas, ya que aquí en esa época no se hace nunca de noche, el viento se fue calmando y los que estamos arriba decidimos ir a la cumbre, incluso los Rangers que uno de ellos habla español me dice que es el día, pues que luego el tiempo va a empeorar que no va durar 24 horas. Así a las 13,30 me voy para la cumbre con los dos americanos y a las 17 horas del día 1 de junio estamos en el techo de América del Norte, con un día espectacular y unas vistas increíbles. Llego al campo alto con la puesta de sol, una suerte increíble. Paso en este campo la noche y al día siguiente emprendemos el regreso durante dos días hasta el glaciar donde volvemos a coger la avioneta hasta Talquitna. Han sido 11 días para llegar a la cumbre de esta montaña y me han parecido como un mes. HA SIDO DURA,

PERO COMO SIEMPRE HA MERECIDO LA PENA.

no images were found