Ultimando mi preparación para el reto  ‪#‎PelayoVidaKilimanjaro‬ he estado con unos amigos en las montañas del Norte de León y Palencia. Fueron cuatro días de intensa actividad combinando bicicleta y montaña, amaneceres gélidos y tardes tórridas, sesiones aeróbicas de fondo y algo de trabajo en altura.

Rodando con Peña Prieta al fondo

Rodando con Peña Prieta al fondo

El sábado visitamos el Manpodre leonés para coronar el Pico Cervunal (2168 metros) y la Peña La Cruz (2192 metros) completando unas seis horas de marcha.

En el Curavacas

En el Curavacas

El domingo 55 kilómetros de BTT nos llevaron a rodear el macizo Espigüete-Curavacas rodando desde Boca de Huérgano hasta Triollos por terreno duro y muy escarpado.

En el valle de Pineda

En el valle de Pineda

El lunes subimos al Curavacas (2524 metros) acompañados del perro alpinista Thor, famoso desde que en la supernevada del año pasado aguantara cinco días bloqueado cerca de esta cumbre hasta que mi amigo Tente Lagunilla pudo armar un equipo de rescate y subir a buscarlo.

Cumbre de Peña la Cruz

Cumbre de Peña la Cruz

Y el martes 9, día de Asturias, nueva sesión ciclista por la falda Sur del Espigüete-Curavacas bajando desde Triollos hasta Boca de Huérgano en una bella ruta de casi 40 kilómetros.

Examinando las paredes del Curavacas

Examinando las paredes del Curavacas

Las sensaciones son muy buenas: el cuerpo responde a la perfección y la cabeza ya apunta al Kilimanjaro. Además me complace enormemente volver a las trincheras de la lucha contra el cáncer aportando mi experiencia, personal y deportiva, a este Reto Pelayo Vida Kilimanjaro 2015.

Preparados para la última jornada ciclista

Preparados para la última jornada ciclista

 

Thor el magnífico en la cumbre del Curavacas

Thor el magnífico en la cumbre del Curavacas