Seguimos progresando en la ladera Sur del Kili. Hoy hemos subido hasta los casi 4000 metros del campo Shira tras ganarle otros 800 metros de desnivel a la montaña.1509651_176566049348147_1376631232849718949_n

El grupo está fuerte: buenas piernas y buena cabeza; y el Kilimanjaro pone su escenario de cuento de hadas que disfrutamos a cada instante. Los bosques húmedos han dado paso a un entorno volcánico de piedra y polvo con una vegetación esteparia, dura y de porte reducido.11999545_176566262681459_8917001413735456749_o

El día comienza desmontando las tiendas de campaña y termina con una divertida cena en la que repasamos las incidencias de la jornada y visualizamos el trabajo de la etapa venidera. 12004961_176564796014939_8241299384533591839_nLa ruta Machame carece de los refugios de otras vías más usuales como la Marangu (tan masificada que recibe el poco romántico nombre de vía Coca-Cola). ¿Desventaja?, pues nosotros la convertimos cada día en virtud, en aventura y no solo rutina, en deporte y no solo turismo. Aún así no estamos solos ni mucho menos, pues hay bastante gente en la montaña.

El trabajo de los porteadores, de nuestro cocinero, de nuestro reportero, por supuesto de nuestro guía Ismael y de todo el equipo de logística y apoyo en Madrid del Reto Pelayo Vida Kilimanjaro está siendo impecable, lo que nos impulsa a nosotras a sacar lo mejor que llevamos dentro y responder con la misma moneda: compromiso.